domingo, 16 de agosto de 2009

Lenguaje del amor (en los niños): Palabras de afirmación

Extracto libro "Los 5 lenguajes del amor" de Gary Chapman.

los cinco libro Los padres, por lo general, dicen muchas palabras de afirmación cuando el niño es pequeño. Antes de que el niño entienda la comunicación verbal, los padres dicen: "Que linda nariz, qué hermosos ojos, qué bonito pelo", etc. Cuando los niños comienzan a gatear aplaudimos todos sus movimientos y les damos "Palabras de afirmación". Cuando comienza a caminar y se para sosteniéndose, nos mantenemos cerca de él y le decimos: "Vamos, vamos, vamos. ¡Eso es! ¡Camina! Muy bien, hijo. ¡Camina!". Cuando el niño da medio paso y cae, ¿qué le decimos? No le decimos "Eres un tonto, ¿No puedes caminar, acaso?", más bien le decimos "¡Muy bien!". Entonces él se levanta e intenta de nuevo.

¿Por qué es que cuando el niño crece nuestras "Palabras de afirmación" se convierten en palabras de acusación?.

Cuando el niño tiene siete años entramos en su cuarto y le decimos que guarde sus juguetes en su lugar. Hay doce juguetes tirados en el piso. Regresamos en cinco minutos y de los doce, siete están en la caja, ¿y qué es lo que decimos? "Te he dicho que guardes esos juguetes. Si no lo haces hoy te voy a..." ¿Qué decimos de los siete juguetes que están guardados? ¿Por qué no decimos: "Muy bien Johnny, guardaste siete juguetes en la caja. Que bueno"?. ¡Los otros cinco probablemente saltarían dentro de la caja!.

Cuando crece, seguimos condenándolo por sus fracasos antes que felicitarlo por sus logros. Para un niño cuyo lenguaje principal de amor es "Palabras de afirmación" nuestras palabras negativas, críticas o degradantes producen terror en su psiquis.

Cientos de adultos de treinta y cinco años guardan todavía las palabras de acusación que les dijeron veinte años atrás, y están resonando aún en sus oídos: "Estás muy gordo; nadie se enamorará de ti", "No eres bueno para los estudios. Mejor deberías salir de la escuela". "No puedo creer que seas tan tonto". "Eres un irresponsable y nunca servirás para nada".

Los adultos tienen dificultades con su autoestima y no se sienten queridos, cuando su lenguaje principal de amor es violado de esa manera.

No hay comentarios.: